¿Que es el Eneagrama?

 


¿QUÉ ES EL ENEAGRAMA?

La palabra “eneagrama” deriva del griego: “ennas”=9 y “gramos”=puntos.

Estos nueve puntos aparecen en un círculo. El círculo es una figura geométrica perfecta, hecha de una sucesión de puntos, que representa la Totalidad del Ser.

Los sufíes practicaban este conocimiento milenario. A lo largo de los siglos fue transmitido de forma oral de maestro en maestro, como modelo de guía espiritual. Se realizaba para tomar conciencia de los errores y posturas equivocadas, las personas se movían a través del símbolo, para luego realizar Trabajo Sobre Si.

El símbolo se compone de 3 partes:

El círculo: simboliza la totalidad y la unicidad, indica su perspectiva del ser humano como un todo, completo en sí mismo y también la idea de que Dios es uno.

El triángulo: que según Gurdjieff representa la Ley del Tres: Todo lo que existe es el resultado de tres fuerzas: una positiva, otra negativa y una neutra, que coincide también con el concepto de trinidad de la mayoría de las tradiciones espirituales.

Casi todas las principales religiones del mundo enseñan que el universo es una manifestación de trinidad.

* En la tradición cristiana el triángulo representa la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

* La Cábala judía afirma que dios se manifiesta inicialmente en el universo en forma de 3 emanaciones o “esferas” llamadas las “sefirot” (Kéter, Biná y Jojmá), que aparecen en el principal símbolo de la cábala, el Árbol de la vida.

* Los budistas hablan de Buda, Drama y Sangha, como idea trinitaria y los hindúes de Visnú, Brama y Siva.

La héxada: figura realizada por las líneas que unen los puntos en la secuencia 1-4-2-8-5-7, que simboliza lo que Gurdjieff llamó la ley del Siete: es la forma en la que cualquier cosa cambia y evoluciona en el tiempo. Los días de la semana, la tabla periódica y la escala musical siguen esta ley. Esta figura tiene que ver con el proceso y el desarrollo en el tiempo. Nada es estático, todo se mueve y se convierte en otra cosa. Todo cambia, se recicle, evoluciona o se transfiere.

Uniendo estos 3 elementos (círculo, triángulo y héxada) obtenemos el Eneagrama.

Este símbolo representa la integridad (círculo), cuya identidad resulta de la interacción de 3 fuerzas (triángulo) y su evolución en el tiempo (héxada).

Es la Unidad y la Totalidad.

 

Dios es Uno. Trinidad. Todo se mueve y se transforma

La Energía del Eneagrama es dinámica, es un espiral de elevación continua

Cada uno de los nueve puntos representa una manifestación concreta y parcial de ese Ser total, es decir que representa los nueve tipos de personalidad fundamentales de la Naturaleza Humana.

 

“El eneagrama es el “movimiento perpetuo”, es ese “perpetuum mobile” que los hombres han buscado desde la más lejana antigüedad –siempre en vano-. Y no es difícil comprender por qué no podían encontrarlo. Buscaban fuera de sí mismos lo que se hallaba dentro de ellos…” Gurdjieff

¿PARA QUE SIRVE EL ENEAGRAMA?

 

El Eneagrama es una invitación al autoconocimiento personal, conocer nuestras fortalezas y nuestras debilidades para trabajar sobre nosotros mismos y aceptarnos. Del mismo modo, podremos permitirnos conocer mejor a los otros y aceptarlos también.

“No se acepta ni se ama lo que no se conoce”

Cada tipo de personalidad se basa en un sistema de filtros perceptivos que determinan nuestra percepción, nuestra visión del mundo. Al descubrir tu eneatipo y la creencia subyacente, también descubrirás cuáles son tus motivo y, las estrategias con la que enfrentas los acontecimientos de tu vida y dándote nuevas herramientas para tu viaje de Crecimiento Personal.

“Las cosas no son como las vemos, las vemos como somos.”

El conocimiento del Eneagrama, te permite iniciar tu propio viaje hacia el descubrimiento interior. Llegar a la fuente de energía dentro de ti te permitirá echar luz a los obstáculos para que puedas fluir armónicamente

Origen del Eneagrama

El actual Eneagrama no procede de una sola fuente. Es un híbrido, una amalgama moderna, proveniente de varias tradiciones de sabiduría antigua combinadas con la psicología moderna.

Se dice que el símbolo se origino en Babilonia alrededor del año 2.500 a.C., sin embargo  hay pocas pruebas fehacientes de ello. También se sugiere que ha tenido raíces en el pensamiento  griego clásico, derivados de la geometría y las matemáticas y se pueden encontrar en las ideas de Pitágoras y Platón, así también como en algunos filósofos neoplatónicos.

Esta milenaria tradición afirmaba que la naturaleza humana reflejaba los nueve atributos divinos. Esta idea ya había aparecido en la Eneadas de Plotino en el siglo III. El conocimiento entro en la tradición cristiana como sus opuestos: la distorsión de los atributos divinos se convirtió en los siete pecados capitales (o pasiones), más otros dos (miedo y mentira o engaño). Si bien todos tenemos estas nueve pasiones, uno en particular aflora una y otra vez y eso es la causa de nuestro desequilibrio

La introducción del símbolo en tiempos modernos se lo debemos a George Ivanovich Gurdjieff, armenio- griego, nacido alrededor de 1875.

En los estudios realizados por el psicólogo gestáltico boliviano, Oscar Ichazo, sobre

la sabiduría antigua, este descubrió la conexión entre el símbolo del eneagrama y los

tipos de personalidad, uniendo elementos de la mística oriental con la psicología y

la psicoterapia occidentales. Oscar Ichazo empezó en 1960 a impartir clases sobre el Eneagrama en el Instituto de Psicología Aplicada de Chile

En 1970 participaron de estos cursos algunos miembros del Esalen Institute of Big Sur, de California, como Claudio Naranjo, Robert Ochs y S.J. Ochs, profesor en la Universidad jesuítica “Loyola” de Chicago, quien introdujo el Eneagrama en sus cursos sobre Experiencia Religiosa. Junto con otros jesuitas y expertos en dirección espiritual ignaciana, comprobaron la validez de este método a la luz de su propia experiencia.

Posteriores investigaciones del psiquiatra Claudio Naranjo, de la corriente gestalt, posibilito expandir y ampliar  a otros investigadores, el método hoy estudiado.

Claudio Naranjo sigue su propio camino tendiendo un puente entre la óptica del “Cuarto camino” y la Psicología académica occidental. Comienza a trabajar con estas enseñanzas en Berkeley-California donde funda el “Instituto SAT”. La palabra SAT significa por un lado en sánscrito “Ser” o “Verdad”; y por otro SAT tomado como iniciales en ingles (Seekers After Truth). Y esta expresión tambien alude al nombre que tenía el grupo de Gurdjieff “Buscadores de la verdad”.


  

“Aquel que sabe, y sabe que él es, ése es sabio. Puede ser seguido.
Ante su sola presencia el hombre puede transformarse”

 

Tipologia o Eneatipos

 

 

 

 

            

En una de las tradiciones sufis del siglo X d.C., ¡hace más de un milenio!, el eneagrama tenía un nombre bellísimo: El Rostro de Dios. Una, no la única, de las interpretaciones, es que cuando nace un niño, la Luz Blanca Divina se refracta en un prisma generando nueve colores y de uno de ellos es la Chispa Divina que cada ser humano recibe y poseerá por el resto de su vida: su virtud.

La Compasión de la Verdad, El Amor Activo, La Serena Perfección,  La Libertad del Humilde, La Verdad Esperanzadora,  La Armonía Original, La Generosidad Omnisciente, La Valentía de la Fe, La Templanza del Gozo

Imposible decidir cuál es más hermosa… Todas son cualidades del Ser, Atributos de Dios.

Esto significa que mi número en el eneagrama es la vía o forma con la cual puedo expresar como está presente en mí, la imagen y semejanza de Dios. Nada menos!!

Por eso la persona vale por lo que es y si cada uno de nosotros tenemos esa imagen y semejanza, ¿qué hace mi número en el Eneagrama? Me muestra el camino, la metodología y a la forma con las cuales puedo y debo expresar y vivir, ya que está viva en mí, la imagen y semejanza de Dios. Y el Uno lo expresa como Uno, el Dos como Dos y el Tres como tal… Así, todos los seres humanos hasta el Nueve.

Según estos sufis, cada uno de los números en el Eneagrama, es como una piedra preciosa en la cual se refleja la Luz de Dios en forma inequívoca, única e irrepetible. Esto indica que los sufis ven al Eneagrama como un mosaico, cuya belleza está en la variedad de sus colores… de todo el colorido.

Ese colorido lo da cada una de las piedras, siendo el color que le corresponde ser. Si faltase una piedra u otra, se produciría un vacío y el Mosaico estaría incompleto. A una piedra yo no podría darle el color que ella no puede dar, a ninguna otra tampoco. Pero a cada una de ellas, sí tengo el derecho de pedirle el color que debe dar. De allí que afirmemos que ningún número es mejor que otro. Debo solo esperar de él, o pedirle, la Luz que le corresponde dar. Es posible que en un momento dado, según de dónde provenga la luz, una piedra ilumine más que otra. Pero en otro momento, por la misma razón, ilumine menos. Por eso la maravilla de la vida, espectáculo de Luz y Sonido, es una compilación de colores, de luces, de reflectores que van cambiando.

La enseñanza inherente es que hay que respetar y aceptar a cada uno como es y que los números no se discuten ni se oponen. Lo que se opone es la actitud que yo tomo ante otra persona -mi pasión- también característica entre nueve posibles. Quiero que todos sean como yo, como mi número, lo cual aparte de complicado me empobrece.

Si pretendo que todos sean como yo, lo que estoy es tratando de impedir que el Rostro de Dios brille en el mosaico, y mi llamado no es a exigir e imponer a los demás que sean como yo. Mi llamado es a que mi corazón sea el espejo que refleje la luz de Dios con ese bello color propio

El símbolo expresa el carácter dinámico de este sistema. Esto lo diferencia del resto de las clasificaciones tipológicas existentes, que en su mayoría etiquetan a la persona ignorando los procesos de transformación. Existen además relaciones de simetría, polaridad, y contigüidad con el resto de los caracteres.

 

Eneatipo I

 Pasión: Ira Fijación: Perfeccionismo


Bajo la apariencia de virtud es como la ira inconsciente encuentra su forma de expresión más característica. Como defensa mantiene la inconsciencia de los mecanismos destructivos o pasivos mediante una búsqueda consciente de la bondad y de una actitud antihedonista. La manifestación más específica de la experiencia emocional de la ira es el resentimiento. Rechaza lo que es, en función de lo que siente y piensa que debería ser. Transforma el querer en deber ser. Virtuoso compulsivo. Rígido, civilizado, de buenos modales, crítico, exigente, dominante, asertivo, perfeccionista, controlado, autocrítico, disciplinado. Orientados hacia la ley y el orden. Disposición “puritana” de oponerse al placer y al juego del instinto. Preocupación excesiva por la forma y el detalle.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: Paz en contraposición a la Ira, podemos trabajar con calma, serenidad, paciencia y confianza.

Si el perfeccionismo es el causante de despertar en nuestra mente la ira, debido a la brecha entre lo ideal y lo real; propongo centrarnos en una actitud serena y de confianza, con la convicción de que todo lo que nos ocurre es una experiencia valiosa para nosotros y dando paso a una GRATITUD continua.



Eneatipo II

Pasión: Orgullo Fijación: Falso amor
Pasión por el autoensalzamiento, se cree más de lo que es; engrandecimiento de la propia imagen. Se apoya en un proceso emocional de enamorarse de sí mismo a través de la identificación con la autoimagen glorificada y reprime la imagen desaprobada. Es fundamental la estrategia de dar, al servicio tanto de la seducción como de la autoelevación. Generosidad egocéntrica. Falso amor. Manipulador. Seduce emocionalmente. Necesita ser el centro de atención, exige privilegios. Impulsivo y arrogante. Histriónico. Puede ser tanto dulce como agresivo.
El eneatipo II esconde una profunda necesidad de ser amado. Puede entenderse como el resultado de una frustración amorosa temprana asociada a una pérdida del apoyo en la experiencia propia del valor personal. Hedonista. Asertivo en manifestar sus deseos, superficial, calido, sensible y con frecuencia
antintelectual. Existe una “emocionalización” que facilita el proceso de distraer la atención de la conciencia de necesidad o, más exactamente, de “la representación intelectual del instinto”.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: Solidaridad Esta virtud hace que prevalezca el afecto y la unidad.

La persona no se siente aislada, por el contrario, su conciencia está siempre abierta para trabajar en equipo, ayudar a quien lo necesita, alentar, dar libertad, escuchar las opiniones de todos teniéndolas en cuenta en su justa medida.

Quien es solidario es auténticamente democrático, cuando su opinión o visión no tiene el consenso, sin renunciar a sus convicciones, se aviene a apoyar de buen grado las propuestas del grupo como propias. Fundamentalmente no se siente por encima o por debajo de los demás ya que su conciencia le dice que es uno con ellos.

Eneatipo III

 Pasión: Vanidad Fijación: Engaño-apariencia
Preocupación apasionada por construir una imagen ideal de sí mismo en vez de una verdadera personalidad. Viven para los ojos de los demás. Son alegres y se movilizan para demostrar objetivamente su valor. Buscan el éxito y la eficiencia. Les atrae el conocimiento académico, el brillo y el prestigio.
Falta de veracidad en relación a los sentimientos sobre todo aquellos que consideran inaceptables; solo reconocen y expresan los “sentimientos correctos. Simuladores, camaleónicos. Están identificados con la buena imagen. Son los que tienen mejor marketing. Interés característico por la exhibición, hasta el punto de la autofalsificación, es la necesidad de atención y de ser visto que se frustró en el pasado y que busca ser satisfecha mediante el cultivo de la apariencia. Pragmático, frío, fanfarrón, calculadores y pueden utilizar a los demás y a sí mismos para escalar posiciones sociales. Hipervigilantes, controladores, como una forma tensa de enfrentar la vida en vez de ceder a la “autoregulación organísmica”.
Propuesta de Eneagrama de valores positivos: Profundidad. Esta u otras palabras como excelencia, podrían reflejar aquello que denota lo sustancial, lo que no se detiene en lo detalles sino que intuye lo importante, que no se guía por lo aparente, sino que busca lo real. Como características aparecerían: Una conciencia siempre alerta en el proceso. La búsqueda de brindar lo mejor en cada circunstancia. La honestidad a ultranza.


Eneatipo IV

Pasión: Envidia Fijación: Insatisfacción
El estado emocional de la envidia implica un doloroso sentimiento de carencia y un ansia por aquello cuya falta se percibe. La situación supone un sentido de la bondad como algo exterior a uno mismo, que debe ser incorporado”. Preocupación excesiva por la imagen de sí mismo. Identificado con esa parte de la psique que no consigue ajustarse a la imagen idealizada y está siempre procurando lograr lo inalcanzable. Entendemos la esencia de la envidia como un deseo excesivamente intenso de incorporación de la “buena madre”, que puede manifestarse no sólo como hambre de amor, sino como una voracidad o avidez más generalizada. Autoimagen pobre. Concentrado en el sufrimiento. Necesita conmover. Arrogante y competitivo. Inclinado hacia el refinamiento, delicado, elegante, sensible. Fuerte superego, tenaz. Emocional sobre todo en relación al sufrimiento. Romántico. Adicto al amor y la dedicación a los demás. Sienten odio intensamente. Cordiales, sacrificados.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: La admiración: Es el sentimiento que nos hace reconocer, la belleza, la tarea bien realizada, el aporte importante que alguien está realizando.

De alguna manera pone la conciencia fuera de nosotros, pero no para recoger una carencia, si no que la sorpresa nos gana el alma y una exclamación de jubilo escapa espontáneamente. Nuestro ser interior se ha enriquecido, solo queda reconocer y agradecer

 

 Eneatipo V

 Avaricia Fijación: Desapego Pasión:


La actitud de la avaricia por lado es contenerse y dominarse y por el otro es abandonar demasiado rápido. Renuncia al amor y las personas. Perfeccionista, más que crítico con el mundo externo. Introvertido. Indiferente, aislado, autista y esquizoide. Hipersensibles y fríos al mismo tiempo. Solitarios. Conectado sobre todo a su experiencia interna. Aferramiento al contenido presente de la mente. Evitación del compromiso en las relaciones como una expresión del no dar, puesto que obedece a la evitación de tener que dar en el futuro. Búsqueda de lo absoluto. Distante emocionalmente. Poco intercambio en las relaciones, acostumbrado a estar solo, aislado, desapegado. Miedo a ser engullido, “tragado por los demás”. Sensible ante la invasión. Evita la acción y la expresión disminuyendo la capacidad de experimentar el placer. Compulsivo en el guardar. Idea de que tiene poco y si da se le puede terminar. Orientado al conocimiento sustituye el vivir por el leer. Interrumpe el curso de la vida al servicio de la evitación del sentimiento.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: Generosidad

La primera manifestación de la generosidad es el sentimiento de abundancia.

Ante ese desborde interior se tiene la necesidad natural de dar y compartir.

Como en todo proceso humano debe ser acompañado por la conciencia que busca cada vez niveles más sutiles. Entonces el impulso de dar, comienza a limitarse hacia las siguientes actitudes:

a) No crear dependencia en quien recibe.

b) Donar delicadamente para quien reciba no sienta humillación.

c) Permitir el lucimiento de otra persona aun en tareas que pudiéramos hacer nosotros.

d) Recibir con agradecimiento hasta el más humilde presente. Pensemos que también  la otra persona necesita volcar su afecto y su generosidad en nosotros

 

Eneatipo VI

 Pasión: Miedo Fijación: Acusación
Más característico que el miedo y la cobardía es la presencia de la ansiedad, derivado del miedo que puede caracterizarse como miedo sin la percepción de peligro externo o interno. Evitador profesional,  organizado. Ambivalencia afectiva amor-odio. Dificultad para establecer vínculos a la par. Conflictivo en relación a la autoridad (autoridad autoritaria).Desconfiado y suspicaz respecto de la gente.
Corporalmente rígido con dificultad para relajarse. Hiperactivo, hipersensible sobre todo al rechazo, a la humillación. Dudan y postergan la acción. Buscan la claridad de las reglas y normas. Suelen preocuparse innecesariamente por hechos que tal vez no sucedan nunca. Detectores de problemas. Miedo al cambio, a cometer errores, miedo a lo desconocido, miedo a la soledad en un mundo amenazante, miedo a la traición y miedo a amar. Inseguros. Hipervigilantes, quieren tener todo bajo control. Buscan significados ocultos, señales, etc. El miedo vuelve al cobarde incapaz de estar seguro para actuar, de modo que nunca está seguro, no tiene la certeza. Lógico, devoto de la razón.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: ValentíaCoraje: La valentía es la acción basada en valores.

Quienes se guían por ella actúan más allá de la conveniencia circunstancial. Por el contrario; lo hacen en pos de los ideales que le permiten manifestar su ser intimo, su vocación, su armonía con el universo.

El coraje, por otra parte, viene del corazón. El corazón es el centro de la voluntad Actuar con el corazón, es seguir a ese noble tambor que da ritmo a nuestra Vida.

 


Eneatipo VII

Pasión: Gula Fijación: Autoindulgencia
El glotón es alguien que se acerca al mundo mediante la estrategia de las palabras y las “buenas razones”. Autoindulgente. Seductor con el intelecto. Afable. Hedonista. Apasionado por el placer.
Estratega y manipulador para lograr su propio placer. Intrigante. Una máscara que esconde ansiedad, una suavidad que esconde la agresión y una generosidad que esconde la explotación. Psicópata dulce. Mediante su gran encanto el glotón puede hechizar a los demás e incluso a sí mismo.

Evitan el sufrimiento y construyen mundos privados. La frustración se esconde tras el entusiasmo. Niño encantador. Inteligente. Su búsqueda de experiencia los lleva de un presente insuficiente a un futuro prometedor. Permisivos consigo mismos y con los demás que a veces se convierte en complicidad cuando  sintonizan con los vicios de los otros. Rebeldes, diletantes poco disciplinados. Viven el aplazamiento del placer como una falta de amor.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: Mesura- Templanza:

La mesura (medir) hace que encontremos el equilibrio necesario, conveniente. Comemos lo necesario, bebemos con sobriedad.

Por otra parte esta retención, disciplina puede ocasionar cierto dolor es allí que necesitamos la templanza. Templar es el proceso que hace el fuego con el metal para purificarlo y hacerlo resistente.

Los humanos podemos compartir una mesa con amigos, poner todo nuestro afecto, con un mantel impecable, flores en un jarrón, vajilla elegante, colores y sabores resaltados en una compleja decoración. Que de la preparación amorosa, platillos que tienen algunas veces hasta decenas de pasos o añejamiento antes de ser servidos. Cuanto trabajo hay detrás de algunos productos antes de llegar a nuestra mesa. Cuanto esfuerzo, cuanto viaje hasta llegar. Y luego el clima de fiesta, la conversación amena. En definitiva ciertos actos pueden ser solo un acto instintivo o un acto trascendente de elevación.

Eneatipo VIII

Pasión: Lujuria Fijación: Castigo
Es la más visible de las pasiones. Carácter fuerte y de mentalidad dura. Lujuria en tanto pasión por el exceso. El lujurioso va en busca de la intensidad en la vida. Impulsivo y hedonista. “Placer de luchar por el placer”. Supermasculino e insensible. Puede ser vengativo y sádico. Justiciero, toma la justicia por mano propia, pendenciero, antisocial. Poco profundidad emocional. Piensa poco, siente poco. Actúa, es una persona de acción. Toma del mundo lo que quiere sin pedir permiso. En el pasado le tocó a el sufrir humillaciones y limitaciones de manos de unos padres tiránicos o descuidados, así ahora le corresponde volver las cosas del revés y darse a sí mismo placer, aun a costa del sufrimiento de los demás. Puede ser castigador, explotador y hostil. Rebelde con una fuerte oposición a la autoridad (frente a la autoridad del padre) y un menosprecio de los valores tradicionales. Frontal y directo para plantear las cosas. Seductor, fanfarrón y embaucador. Rechaza la dependencia, la ternura es vista como signo de debilidad.
Propuesta de Eneagrama de valores positivos: La pureza:

Mediante la lujuria deseamos poseer. Para esto nos hemos separado (ilusión de la mente) y hemos cosificado (entonces) al objeto de nuestro deseo. Hemos creado una carencia que estamos dispuestos a llenar neuróticamente.

El proceso de LA PUREZA es por el contrario una manifestación amorosa de la unidad. Nuestra concienciase activa danzando en unísono hacia el momento preciso; la vida se transforma en arte, el arte de amar: donde se da la oportunidad, la medida, la entrega y la consumación gozosa.

 

Eneatipo IX

Pasión: Indolencia-pereza Fijación: Olvido
Pereza de la psique y del espíritu. Falto de pasión. Sobreadaptado, que vive a través de las necesidades de los demás. Desconoce sus propias necesidades por falta de interioridad. Distraído, confuso y poco participativo. Fiable y generoso. Es un individuo que adopta la estrategia de jugar a estar muerto para permanecer vivo. Amable, cordial, dispuesto a ayudar, comprender y confortar. No le interesa
sobresalir y brillar. Es de un accionar robotizado por falta de interioridad. Vive en confluencia con los otros. No puede decir yo. Evita confrontar, diferenciarse. Puede ser terco, resistencia pasiva. Le cuesta tomar una posición personal en la vida. Accionan sin saber que necesitan. Dificultad para imaginar y profundizar, pereza intelectual. Demasiado concretísimo y literalidad. Vive simbióticamente con la familia, la nación, el equipo, etc.

Propuesta de Eneagrama de valores positivos: La acción el protagonismo

La pereza es la inactividad resultado de factores: – Del intelecto, no hallamos sentido a nuestra vida. ¿Por qué hacer algo? Del afecto tenemos miedo. Nos lleva a evadirnos, abstenernos, impostar roles. Todo para no enfrentarnos. De la voluntad. Falta de energía, desgano, apatía abulia

 

Por el contrario la acción comienza en el plano Del intelecto, con la claridad, discernimos cual es la tarea. Del afecto la confianza va creciendo y retro alimentándose.

 

De la voluntad el protagonismo nos hace sentir responsables y dejar nuestro mero rol de observador

*Esta clasificación pertenece al Dr. Claudio Naranjo – Carácter y Neurosis, una visión integradora

Prologo anterior y propuestas en rojo inspirado en “Los nueve rostros del alma” Rohr- Ebert

 

Para tener en cuenta:

“El individuo es mas rico y complejo que su pertenencia psicológica”.
El principal desafío consiste en saber que el conocimiento de la propia personalidad no es un punto de llegada, sino un punto de partida.

Mas que un sistema para conocerse es un compromiso de vida, de nada sirve tener un mapa si no se esta dispuesto a ponerse en marcha y hacer el viaje…..

Recomendamos ver las peliculas:

El Eneagrama, la Agonia del Patriarcado;

El Amor de Claudio Naranjo y

Los miedos en las distintas etapas de la Vida(R.Perez)

Las Mascaras de los Miedos  ( R. Perez)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s