REFLEXIONES DEL DÍA 9 de Marzo

Convocar a Dios es mi mejor plan de acción.

CONVOCAR A DIOS
Cuando llamo a Dios siempre lo encuentro. Dios, siempre dispuesto a recibir mi llamado, quita de mi amorosamente la carga de cualquier preocupación. No hay nada que Dios no pueda resolver, corregir o curar.
El hecho de que yo deje todo en manos de Dios, combinado con mi total confianza en El, brinda resultados estupendos.
Desde el momento en que convoco a Dios empiezo a pensar de manera serena y creativa. En vez de dar vueltas y vueltas a mis preocupaciones, preguntándome como y cuando surgirá el resultado conveniente, empiezo a reconocer que este surgirá y a pensar como me sentiré cuando eso suceda.
La fe crece dentro de mi hasta que me lleno de agradecimiento.
Aun antes de ver los resultados, se que una bendición viene hacia mi.

“Deja tus preocupaciones al Señor,
y el te mantendrá firme.”
Salmos 55, 22
Jeronimo R. Ocampo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s