LA PALABRA DIARIA
viernes, 02 de agosto de 2013
VIAJE SEGURO
La presencia de Dios aclara el camino. Estoy protegido y a salvo.
Al emprender un viaje, tomo ciertas precauciones. Cuando viajo en automóvil, utilizo el cinturón de seguridad, lleno el tanque de gasolina, reviso el aceite y me aseguro de que las llantas tengan suficiente aire. Si viajo por avión, presto atención a las instrucciones, fijándome dónde están las salidas más cercanas.
 
Antes de salir de casa, implemento otra medida de seguridad —orar. Afirmo que el poder y la presencia de Dios aclaran mi camino y lo hacen seguro. Me imagino rodeado por una luz protectora que resplandece desde mi interior. Como un viajero espiritual, estoy receptivo a la guía divina y bendigo a todas las personas que encuentro en mi camino.
 
Nos ha guardado durante todo el camino por donde hemos andado.—Josué 24:17
…” Afirmo que el poder y la presencia de Dios aclaran mi camino y lo hacen seguro. Me imagino rodeado por una luz protectora que resplandece desde mi interior. Como un viajero espiritual, estoy receptivo a la guía divina y bendigo a todas las personas que encuentro en mi camino.”
¡Gracias! Amén.Imagen
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s